martes, 2 de agosto de 2011

La blusa. Historia de la blusa. Confección de la blusa.



Algunas mujeres pasean y lucer bellas blusas, con colores y telas hermosas. En épocas antiguas, la blusa no formaba parte del guardarropa de las mujeres, fue hasta 1810 en la era victoriana que recién se empezaron a usar.

La blusa se lucen de manera formal, elegante o casual; siempre hacen ver atractiva a la mujer y favorece de acuerdo a la figura.

En el video que te presentamos te damos algunos criterios para que reflejes tu personalidad sin que dejes de estar a la moda.

Historia de la blusa

Inicialmente las blusas se abotonaban en la espalda y es por ello que las sirvientas encargadas de esta tarea decidieron:,

1.- Invertir la forma de abotonar para adelante y pusieron los botones en la izquierda y los ojales en la derecha, según la cantidad de botones que llevaba la prenda significaba la importancia y el poder económico de la dueña.


2.- Otra teoría, sobre los botones es que, los tintoreros cambiaron el orden de los botones para que, no se confunda con las camisas de los hombres.

En la década del 1900 al 1910, con la implantación del uso de la falda y del pantalón la blusa empezó a enseñorearse y en la actualidad las puedes encontrar en diversos, modelos, colores y telas.

Confección de la blusa

Iniciaremos nuestro periplo, para ayudarte a definir qué tipos de blusa deseas que te la confeccionen para poder lucirla:



Las blusas van cambiando de moda, pero en este video de moda se dan criterios que te pueden servir por mucho tiempo.

De acuerdo a tu tipo de cuello (corto o alargado), puedes escoger el modelo del cuello para tu blusa:

1. Escote cuadrado: Es ancho, baja derecho y cruza horizontalmente formando un cuadrado.

2. Cuello redondo o “crew neck”: Es el escote de las playeras, polos o franelas, es redondo y acanalado.

3. Escote en corazón: Parece un escote cuadrado y la línea horizontal aparenta la parte de arriba de un corazón.

4. Ojo de cerradura: El escote es alto y tiene una abertura al frente como en forma de ojo de cerradura.

5. Con Fisura: Es un cuello redondo pero que tiene una fisura en el medio que forma un pequeña “v”.

6. Barco: El escote barco es ancho que imita la línea de la clavícula.

7. Escote en “U”: Es abierto y bajo, llega hasta el pecho.

8. Capucha: Es un escote cubierto que baja hasta el pecho y a través de los hombros.

9. Simulado: Es un escote alto que sube hasta pulgada y media. Es parecido al cuello de tortuga pero más corto.

10. Cuello de tortuga: Es un cuello clásico y conservador.

11.-El escote en “V”: Puede ser una “V” ancha y llegar hasta el pecho o puede ser un escote bastante bajo y revelador.

12. Cuello mariposa: Es ancho y abierto con los finales punteados.


13. Cuello Peter Pan: Es angosto y redondeado.

14. Cuello convertible: Cuando está abierto parece un abrigo de solapa pero cuando está cerrado parece una camisa.

15. Cuello mandarín o chino: Es pequeño y sube media pulgada. Se apega al cuello de la persona.

Se puede usar con mangas largas o cortas, según la estación y la zona donde uno se encuentre, dentro de la gran variedad de mangas y puños se puede escoger los que más convengan a la figura y al grosor de los brazos.

1.- Mangas anchas y bombachas, para disimular los brazos delgados, los puños anchos quedan excelentes.

2.- Mangas normales no muy ajustadas con puños medianos para damas de brazos gruesos y damas muy adultas.

3.- Con volantes y pliegue para muy jóvenes.

4.- Con hombreras para disimular la flacidez de hombros.

5.- Sin mangas, si la estación es muy calurosa.

En relación al torso, se debe seguir con las indicaciones de las mangas, no muy holgadas ni muy ajustadas, si son gorditas o muy delgadas, se debe recordar que los extremos no son convenientes.

Los bobos y pliegues, corbatines, especie de baberos, también dependen de la contextura de la usuaria, las jóvenes de figura esbelta se pueden dar el lujo de llevar lo que esté de moda, pero las damas subidas de peso deben preferir cortes y adornos sencillos.

Estilo de la blusa

Los colores son variados y escogerlos depende mucho al acto o actividad a asistir.
Una blusa negra significa luto riguroso, una de color blanco es elegante e impersonal, con respecto a los demás colores depende del estado de ánimo de la persona.

Hoy en día los colores vivos están de moda, y se puede escoger colores de día o de noche, lo único que se aconseja es no ser altisonante con el ambiente y con las otras personas piensen bien antes de escoger el color que llevará a una misa o a una fiesta.

En relación a las telas se pueden confeccionar en algodón, seda, terciopelo, tul, gasa, actualmente las hay elasticadas y los diseños son variados las pueden encontrar a : bolitas, con flores grandes o pequeñas, a cuadritos, grandes o chicos, a rayas sencillas o dobles o bien de diseños abstractos.

Lo que si deben considerar es que una blusa bien llevada y bien elegida le dará elegancia y sofisticación a la prenda por más que sea una blusa de algodón muy sencilla, las pautas ya están dadas, escoge tu diseño.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy chevere la informacion

Anónimo dijo...

Muchas gracias esta informacion ha servido para la investigacion que estoy haciendo en mi curso de patronaje industrial femenino con el sena muy completo. cordial saludo Amparo

Publicar un comentario en la entrada

Ayúdanos con tus comentarios, así compartiremos mucho más.